Los clanes interesados en mostrar su logo en la comunidad deberán volver a presentar los clanes en este hilo

Analisis ARMED ASSAULT

Noticias y media relacionadas con el Armed assault.
Avatar de Usuario

Autor del hilo
Gibbon
Miembro
Miembro
Mensajes: 215
Registrado: 01 Ene 1970 01:00

#67

03 May 2009 11:48

Imagen
El estudio de desarrollo checo Bohemia Interactive saltaba a la fama con el lanzamiento de su impresionante Operation Flashpoint para PC, un juego de acción en primera persona en el que encarnábamos a un soldado que debía combatir en un conflicto derivado de la Guerra Fría, y que destacaba por el increíble nivel de realismo que el equipo de desarrollo fue capaz de alcanzar. En pocas palabras, podríamos definir a su obra como el simulador bélico más espectacular y realista del momento; un título en el que debíamos comportarnos verdaderamente como un soldado, olvidándonos por completo de los actos heroicos porque estos, en la mayoría de ocasiones, desembocaban irremediablemente en la muerte de nuestro protagonista. Sin embargo, el realismo no quedaba circunscrito únicamente a la actitud que debíamos tomar a la hora de enfrentarnos a cada batalla, sino que la propia representación de la guerra, con enemigos asediándonos desde todos los frentes, o soldados aliados pidiendo ayuda tras ser heridos por las armas rivales, lo convertían en una experiencia lúdica tremendamente espectacular.

Imagen

Ahora, tras tantos años de espera por parte de sus seguidores, la compañía nos ofrece un nuevo simulador de guerra en el que volveremos a disfrutar de un intenso juego de acción en primera persona que mantiene todas las señas de identidad del clásico Operation Flashpoint, pero ambientándose en un nuevo conflicto bélico en el que las armas y vehículos de guerra más actuales cobrarán un gran protagonismo.

La guerra no es un juego

Armed Assault se trata, como decimos, de un juego de acción en primera persona tremendamente realista en el que deberemos estudiar cada uno de nuestros movimientos para evitar ser abatidos en el campo de batalla. En este sentido, tanto el planteamiento jugable como la estética del juego serán similares a lo visto en Operation Flashpoint, ya que básicamente todo funcionará igual que en el anterior trabajo de Bohemia Interactive. Por tanto, volveremos a disfrutar de un título en el que la premisa “lo más realista posible” cobrará un gran protagonismo, ya que nada más empezar la partida tendremos que tener en cuenta que la guerra, tal y como nos la presentan los desarrolladores, no se trata un simple juego de disparos entre dos grandes ejércitos.

Como en Operation Flashpoint, en Armed Assault controlaremos a un soldado que en determinados momentos de la partida actuará como líder de un escuadrón de combatientes, lo que lógicamente modificará nuestro estilo de juego, y en el que además podremos controlar todo tipo de vehículos para realizar las distintas labores que se nos irán encomendando. Y aunque en un primer momento tantas opciones de juego, unidas al increíble nivel de realismo alcanzando, puedan llegar a resultar algo difíciles de dominar por los usuarios noveles a la serie, tras superar los diversos tutoriales que los desarrolladores han implementado podremos saltar sin problemas al campo de batalla. Aún así, siempre resultará difícil adaptarse al exigente estilo de juego que se nos propone en Armed Assault.

Imagen

A grandes rasgos, podríamos fragmentar el sistema de control del juego en tres grandes apartados: movimientos de nuestro soldado en tierra, control de vehículos de toda clase, y sistema de órdenes a las unidades bajo nuestro mando. En el primero de los casos, todo funcionará como en la mayoría de juegos de acción, encontrándonos aún así con una gran cantidad de opciones a las que accederemos a través de las teclas de acción, que por supuesto podremos modificar en cualquier momento. De este modo, por ejemplo, en medio de una refriega podremos consultar el reloj o la brújula para guiarnos, o emplear los binoculares para buscar a los enemigos ocultos entre los árboles.
También podremos ladear a nuestro protagonista para que se asome usando las esquinas de los edificios como cobertura, o realizar movimientos de cuerpo a tierra, caminar agachados, o correr a toda velocidad para ir adaptándonos a las diversas situaciones comprometidas en las que nos veremos envueltos. En estos casos, como explicábamos, deberemos actuar con sumo cuidado teniendo siempre en cuenta lo que haríamos si de verdad estuviéramos en medio de una guerra, por lo que nunca, y esto debe quedar claro, podremos salir corriendo en dirección a los enemigos disparando como locos. En primer lugar porque dispararemos balas en todas direcciones sin acertar en ningún blanco (si no nos estamos quietos el fusil no dejará de moverse); y segundo porque antes de dar el primer paso ya estaremos en el suelo con una bala incrustada en la cabeza.

Imagen

El nivel de realismo llega en Armed Assault a tal extremo que cada arma se comportará de una forma distinta, lo que lógicamente nos obliga a conocer las características de cada una de las mismas para hacer frente a los enemigos con mayor efectividad. Y por supuesto, en cuanto a la munición, de nuevo tendremos que actuar con cabeza pensando que cada cargador tendrá un número limitado de balas, por lo que recargar tras haber efectuado pocos disparos significará perder un cargador entero repleto de balas que después, seguramente, nos vendrían de perlas para salir victoriosos de una emboscada enemiga. Sin embargo, el racionar la munición no será la única vía de escape a la hora de sobrevivir a los ataques enemigos, ya que también ayudará el hecho de atender constantemente a las indicaciones de los soldados en el campo de batalla. En estos casos, estemos o no controlando al escuadrón, cada soldado, de forma individual, nos indicará dónde hay enemigos (todo con jerga militar), la situación en la que se encuentran (si están heridos, bajo fuego, sin munición…), o directamente nos darán órdenes que en muchos cosas, obligatoriamente deberemos cumplir.

En este tipo de situaciones, cada vez que recibamos una orden nosotros deberemos confirmar que la hemos escuchado, o indicar al menos que ya la hemos cumplido. Estas acciones se llevarán a cabo mediante el sistema de comunicación que también emplearemos para impartir órdenes entre nuestras unidades, lo que al principio puede resultar algo complejo por la dificultad de controlar a tantas tropas, ya que en ocasiones podremos llegar a tener hasta casi una decena de soldados bajo nuestro mando; como por la intensidad de las batallas, que casi no nos permitirá ni estar un segundo quietos para organizar a nuestro escuadrón (los francotiradores pueden hacernos polvos). No obstante, los desarrolladores han intentado simplificar este sistema de órdenes asignando a cada unidad una tecla (de la F1 hacia delante), lo que nos permite asignar tareas a cada soldado de forma individual, o hacerlo en pequeños o grandes grupos. Tras realizar esta selección, en pantalla aparecerá un menú desplegable con una serie de acciones (moverse, situación, replicar…) que estarán asignadas al teclado numérico, y en las cuales habrá a su vez una gran cantidad de órdenes referidas al tipo de acción escogida, que serán las que lanzaremos constantemente en medio del campo de batalla. De este modo, por ejemplo, si queremos que nuestras tropas avancen hacia un punto determinado, escogeremos primero la acción “moverse”, para después escoger la orden que más nos interese en el momento: “avanzad junto a nosotros”, “id al punto marcado como objetivo”, etc.

Imagen

Todas estas órdenes jugarán un papel importantísimo en el desarrollo de la acción ya que lógicamente nosotros solos nunca podremos abatir a la ingente cantidad de enemigos que nos encontraremos en pantalla, por lo que en más de una ocasión podremos, y deberemos, superar las misiones sin efectuar ni un solo disparo (ya se encargarán nuestras tropas de hacerlo). Sin embargo, también habrá ocasiones en las que necesariamente necesitemos del apoyo de vehículos de combate para superar los distintos desafíos en los que nos veremos envueltos, ya que en ocasiones tendremos que recorrer grandes distancias para alcanzar nuestros objetivos, o sencillamente necesitaremos de una mayor potencia de fuego para terminar con los enemigos. En estos casos, no siempre seremos nosotros los encargados de pilotar los vehículos, ya que podemos actuar como artilleros también, o quedarnos sentados en su interior esperando a que nuestros compañeros hagan todo el trabajo. Como en el resto de apartados, Armed Assault nos ofrece un impresionante nivel de libertad a la hora de actuar, por lo que en la mayoría de ocasiones seremos nosotros los que decidamos cómo afrontar cada batalla.
Esta libertad queda patente además en el novedoso mapa estratégico en el que se nos presentará toda la región en conflicto, con los avances de nuestras fuerzas y el de los rivales, y los posibles destinos a los que podremos dirigirnos para seguir progresando en la guerra. De este modo, seremos nosotros los que decidamos qué misiones llevar a cabo y cuales no, teniendo a nuestra disposición una serie de valoraciones acerca de cada una de las zonas que visitaremos, para saber si nos conviene o no actuar en las mismas: en algunos lugares puede haber una gran cantidad de enemigos, pero nuestro ataque les cogería por sorpresa así que debemos valorar si nos interesa o no asediar la zona. Aún así, independientemente del escenario que escojamos, disfrutaremos de una gran variedad de misiones ya que en ocasiones estaremos asediando a los enemigos en sus campamentos, para después defender nuestros puestos de un impresionante asedio rival, o combatir en medio de las calles de las diversas ciudades de la región con varios civiles intentando escapar de los daños colaterales.

Imagen

El desarrollo de las misiones, como en Operation Flashpoint, destacará por el realismo a la hora de plasmar los distintos objetivos que tendremos que cumplir. En la mayoría de ocasiones, comenzaremos la partida con unos objetivos claros pero después, tras combatir durante minutos a los enemigos, las cosas pueden cambiar radicalmente, lo que nos obligará a actuar en consonancia a los nuevos acontecimientos: una emboscada puede echar al traste nuestro ataque y, por tanto, nuestro objetivo principal dejará de ser el ataque para convertirse en la defensa y huida. Y son este tipo de situaciones las que convierten a Armed Assault en un título especial. Durante todo este artículo no hemos dejado de resaltar el realismo con el que nos encontraremos en el juego, pero es que es un punto que debe quedar claro. Nosotros podemos estar unos veinte minutos avanzando por un escenario inmenso mientras eliminamos a los enemigos junto a nuestros compañeros para después, por culpa de un error estúpido, recibir un balazo y morir en el acto. Todos nuestros progresos se irán al traste y nos tocará de nuevo comenzar la misión.

Este hecho de seguro que encantará a los aficionados al clásico de Bohemia Interactive, pero en más de una ocasión la muerte de nuestro protagonista se traducirá en frustración por nuestra parte ya que nuestros aliados actuarán de forma poco lógica, dejándonos vendidos en el campo de batalla en más ocasiones de las deseadas. Y es que la inteligencia artificial en este tipo de juegos debe ser uno de los elementos más depurados, ya que de ella depende que la sensación de realismo sea completa o no. Por desgracia, en el caso de Armed Assault no llega a ser tan buena como cabría esperar. Si bien son entendibles algunos errores cometidos por los enemigos, como tenernos delante y no disparar, o correr hacia nosotros como si de un juego de tiro al pato se tratara, son menos justificables los errores que sufriremos por parte de nuestros compañeros, que en más de una ocasión no actuarán según las órdenes indicadas (podemos pedirles que nos sigan y ver como se van en otra dirección), o directamente harán su propia guerra dejándonos completamente de lado. Aún así, esto no quiere decir que la inteligencia artificial sea desastrosa, ya que también nos encontraremos con momentos brillantes en los que tanto los aliados como los enemigos se enzarzarán en batallas tremendamente espectaculares.

Imagen

Recreando una guerra

Como ya ocurriera con Operation Flashpoint, en Armed Assault nos encontraremos con un título sobresaliente a nivel audiovisual, ya que tanto su apartado gráfico como el sonoro nos sumergirán de lleno en un gran conflicto bélico. Para empezar, cabe destacar el impresionante tamaño de los escenarios en los que combatiremos, ya que perfectamente podremos pasarnos cinco minutos a vehículo avanzando en línea recta sin avistar el final del entorno. Y lo mejor es que los escenarios no serán meros páramos desérticos con estructuras clónicas, sino que en nuestro camino nos encontraremos con pueblos abandonados, pequeñas casas rodeadas de cadáveres, zonas montañosas, o bosques con enemigos esperando la menor oportunidad para abatirnos. También destacan los efectos de luces, muy logrados en todos los sentidos, ya que podemos quedarnos incluso cegados por la luz del sol; o la ingente cantidad de unidades que llegarán a mostrársenos en pantalla.
Los efectos de partículas (el humo de las explosiones, por ejemplo) también han sido trabajados concienzudamente por parte de los desarrolladores, de nuevo destacando el gran nivel de realismo logrado en dicho efecto. En este caso, cada vez que un vehículo estalle veremos como enormes columnas de humo negro cubrirán el cielo de forma creíble, resultando impresionante si son varias las columnas que se alzan sobre el horizonte, mientras que los obuses de nuestra artillería continúan masacrando a los enemigos en la distancia. Por último, tampoco podemos dejar de lado el modelado de las unidades de combate y los vehículos, que en el segundo de los casos resultará impresionante por el esmero a la hora de diseñar todos los interiores de cada uno de los vehículos que podremos controlar. También los soldados estarán bien diseñados, aunque su acabado y animaciones no resultan tan espectaculares y realistas como otros elementos del juego. A todo esto, debemos añadir que el juego funciona de manera fluida en equipos de gama media con un buen nivel de detalles, por lo que la optimización del motor gráfico es otro tanto a favor de los desarrolladores.

Imagen

En lo referente al apartado sonoro, como en Operation Flashpoint, todas y cada una de las armas sonarán de forma realista, contribuyendo a que nos sumerjamos de lleno en el conflicto que se nos presenta. Es en este punto donde destaca el empeño por parte de los desarrolladores por dotar al juego de un nivel de realismo pasmoso, ya que podemos recibir un balazo, morir, y después escuchar el estruendo del arma. Y lo peor es que no sabremos desde dónde nos han disparado, ya que constantemente estaremos escuchando pequeñas escaramuzas a nuestro alrededor, vehículos avanzando por todos los frentes, o soldados gritándonos incesantemente en perfecto inglés (con subtítulos al castellano).

Además, también los desarrolladores han implementado un completo editor de niveles, algo difícil de manejar, para que los usuarios puedan diseñar a su antojo sus propios escenarios de batalla, por lo que además de disfrutar de la gran cantidad de misiones que Bohemia Interactive ha creado para la ocasión, desde un primer momento los jugadores podrán disfrutar de los trabajos creados por otros usuarios.

Conclusiones

Armed Assault se trata de un gran título de acción bélica. Pese a sus errores en lo referente a la inteligencia artificial, su planteamiento jugable, así como el impresionante nivel de realismo alcanzado por los desarrolladores, lo convierten en un producto único en el mercado del videojuego, lo que lógicamente también lo limita a un tipo de público muy concreto. Como hemos estado resaltando a lo largo de todo el análisis, esta nueva creación de Bohemia Interactive se trata de un simulador de guerra complejo, difícil de dominar, y muy sufrido en algunas cuestiones (el mínimo error nos cuesta la partida), por lo que todo aquel usuario que busque un juego en el que lo más importante sea correr y disparar, ya puede ir olvidándose de Armed Assault. Como explicábamos, todo el modo campaña y las misiones individuales que también nos mantendrán pegados al PC durante semanas, están diseñadas para que nos movamos con cuidado, que suframos en nuestras carnes los temores de los soldados en la guerra, y que de verdad nos sintamos como un soldado más. Como decíamos, los errores más tontos en una partida se pagan con la muerte, por lo el jugador debe asumir este principio antes de adentrarse en el fascinante mundo de Armed Assault.

Imagen

A todo esto, además, debemos añadirle un gran modo de juego online que permite que más de cien jugadores combatan en los enormes entornos de batalla con total libertad, funcionando las partidas con notable fluidez. Por tanto, estamos ante un gran título que sin duda encandilará a los aficionados a Operation Flashpoint, pero que tal vez resulte excesivamente difícil a los usuarios menos dados al realismo en los juegos de acción.

Noticia extraida de VANDAL.

Volver a “Noticias Armed assault”

  • Información
  • ¿Quién está conectado?

    Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado